Cómo pueden ahorrar dinero los estudiantes en la Universidad

Como estudiante, lo normal es andar siempre mal de pasta. No te llega dinero por ningún lado, y lo poco que te llega se va en alquiler y facturas y al final andas todos los findes sin un duro.

Esta guía tiene toda la información que necesitas para ahorrar dinero siendo estudiante, todo lo que necesitas tener en cuenta para tener menos gastos y poder hacer más viajes y fiestas.

1. En la Universidad

Puedes empezar ahorrando dinero a la hora de escoger universidad. Hay varios criterios cuando decides ir a una universidad, el grado que quieres hacer, tu nota de corte, que esté en tu ciudad o cerca de donde vives, la reputación del grado en esa universidad, la universidad que han elegido tus compañeros… y también los costes de es universidad.

Una cosa importante a tener en cuenta es que tu grado no cuesta lo mismo en todas las universidades de españa, unas son muchos más baratas que otras. Y el coste de vida de vivir en una residencia de estudiantes en Madrid es mucho más elevado que un piso en andalucía. Para ahorrar dinero en la universidad vamos a tener en cuenta aspectos, como alojamiento, transporte, matrícula, y el gasto en material escolar.

1.1 Alojamiento.

Si tienes que salir de casa de tus padres para empezar tus estudios universitarios el mayor gasto que vas a tener va a ser el alojamiento. La pregunta es ¿residencia universitaria o alquilo piso con amigos?

Lo bueno de la residencia universitaria es que enseguida vas a conocer a mucha gente, es ideal si vas a una ciudad donde no conoces a nadie. Además, normalmente todas las residencias tienen un coste fijo mensual, es decir, no te vas a tener que preocupar de las facturas del agua, luz y demás gastos. Si tienes suerte la residencia universitaria está cerca de tu campus, por lo que no te tienes que preocupar del transporte. El problema es que al tener todo incluido el coste es superior al alquilar un piso.

A la hora de buscar un piso de estudiantes, lo más importante es conocer a tus compañeros. Solo y decimos SOLO comparte un piso con otros estudiantes. Si compartes un piso con trabajadores es muy probable que acabes teniendo algún problema de convivencia. Lo importante a la hora de escoger piso, es la ubicación, cómo queda de lejos de la universidad y de la zona de fiesta. A veces compensa pagar menos por el piso y estar un poco más a las afueras. Importante, revisar todos los gastos mensuales que supone alquilar una habitación en un piso de estudiantes.

En general un piso a las afueras compartido por varios estudiantes sale mucho más barato que una residencia y te permite tener más libertad de entrada y salida.

1.2 Transporte

Vas a estar de arriba para abajo todo el día. Lo sabemos. Quizás no el primer año, pero según van pasando los años, acabas teniendo asignaturas por la mañana, otras por las tardes, prácticas, horas de laboratorio.. Y todo es mucho más divertido si tienes que hacerlo en diferentes campus.

A la hora de elegir vivienda es importante saber cómo está conectada con tu universidad, si puedes ir en bus, renfe o metro. Revisa cuánto cuesta el abono mensual, recuerda que puedes solicitar el abono joven para que te salga más barato el billete. El transporte público es mucho más barato que tener un coche y afrontar los gastos que supone. A día de hoy si solo necesitas el coche para momentos puntuales hay muchas empresas de car sharing o renting en las que puedes conseguir un coche por hora o días a unos precios muy baratos.

La mejor alternativa para ir a la universidad es la bicicleta. Además de ser lo más barato, también te permite hacer ejercicio. En google maps puedes ver si hay rutas para bicicleta desde tu casa a la universidad.

1.3 Matrícula

El precio de la matrícula es una putada. Cada año los créditos se vuelven más y más caros. Como hemos dicho anteriormente no todos los grados tienen el mismo precio, pero otra cosa que tienes que tener en cuenta, es el precio del crédito de segunda matriculación. Es decir, si es la segunda vez que te matriculas en una asignatura, te va a salir más caro. Por lo que es muy importante que apruebes todo lo que puedas por curso. Si no tienes toda la suerte del mundo y suspendes alguna, planifica todo lo posible las asignaturas de las que te vas a matricular el siguiente año. Si lo has visto complicado con 12 asignaturas el primer curso, no te engañes a ti mismo y digas, ahora en el segundo me hago las 12 de segundo y las 4 que me han quedado de primero. Sabes que no va a pasar y lo peor de todo es que la matrícula te va a costar una pasta. Es mejor ir paso a paso, además si apruebas mayor porcentaje de créditos o consigues matrículas de honor es más fácil que te den beca para el año siguiente y te ahorres el coste de la matrícula.

1.4 Becas

Hay varias becas que puedes solicitar para obtener una ayuda económica que pueda amortiguar los gasto que supone estudiar un grado en la universidad. Hay diferentes becas públicas según la comunidad autónoma en donde vivas, además de otras becas de entidades privadas. Es importante que estés al día de todas las becas que hay y de los plazos para solicitarlas.

Las becas MEC son las becas del ministerio de educación para los estudiante españoles.

Si no has podido conseguir ninguna ayuda, o la ayuda conseguida no es suficiente siempre puedes solicitar un préstamo para estudios universitarios. No recomendamos esta opción. Aunque ofrezcan mejores condiciones y unos intereses más bajos, siempre en la medida de lo posible es mejor evitarlos. Tener estudios universitarios va a cambiar tu vida y tu carrera profesional, pero no pasa nada si tienes que esperar al momento adecuado para empezar la universidad.

1.5 Libros

Vas a necesitar gran cantidad de bibliografía para ciertas asignaturas, eso no significa que tengas que gastar tanto dinero en la compra de libros. Puedes ahorrar dinero haciendo fotocopias, o mejor utilizando los libros de la biblioteca de la universidad. Normalmente, los estudiantes solo van a coger prestado el libro un par de semanas, o días, antes del examen. Asegúrate que sabes cuántos libros hay en la librería de la facultad y ve con antelación para reservarlo. Tienes que conocer el periodo del préstamo del libro para asegurarte que te cubre hasta la fecha que lo necesitas. Algunas bibliotecas lo prestan por 30 días y otras solo por 7, visita la biblioteca de tu facultad para tener la mejor información.

Si no te queda más remedio que comprar alguno de los libros, como por ejemplo cuando uno de los profesores recomienda el libro que él ha escrito y no permite fotocopias en su clase, puedes comprar libros de segunda mano de estudiantes de otros cursos, en Amazon o en ebay, que salen mucho más baratos.

1.6 Software y otros programas

Una vez que empiezas la universidad vas a necesitar ciertos programas informáticos y software en tu ordenador para poder hacer los trabajos o simplemente hacerte la vida más cómoda. Pagar por la licencia de todos los programas de tu ordenador puede salir muy caro, por lo que un punto clave para ahorrar dinero siendo estudiante es utilizar software libre. El software libre no es ilegal, está disponible de forma gratuita para todos los estudiantes y puede realizar las mismas funciones que los programas de pago.

2. Estilo de vida

Cuando estás en la universidad estudiar no lo es todo, es el mejor momento para salir a conocer gente, hacer amigos para toda la vida, hacer viajes y mucho más. Es el momento en el que tienes tiempo para hacer de todo pero no tienes dinero para nada. Estos son algunos consejos para ahorrar dinero cuando haces planes con amigos o sales de fiesta.

2.1 Comida

Comer fuera o pedir comida a domicilio puede suponer un gran coste mensual. Organízate para preparar las comidas en casa, y llevar un tupper o un sándwich a la universidad para evitar los precios de la cafetería. No tienes porque cocinar todos los días, puedes preparar mayor cantidad de comida el día que tengas más tiempo y guardarlo para el resto de la semana.

Los supermercados tienen diferentes precios, haz una lista con tus compras habituales y analiza cómo cambian los precios de tus productos en cada supermercado, así puedes dividir tu cesta de la compra y ahorrar un poco.

Las frutas y vegetales normalmente son más baratos si los compras al peso, en vez de los que vienen ya empaquetados.

Asegurate que siempre llevas tus bolsas de la compra para evitar que te cobren esos céntimos extra cada vez que vas a la tienda.

2.2 Transporte

Estudia si te compensa tener un coche y pagar por la gasolina, el seguro, mantenimiento. El transporte público seguramente sea la opción más barata. Pero sin duda, la bicicleta es el método de transporte con el que puedes ahorrar más dinero y además hacer ejercicio.

Cuando sales de fiesta ten en cuenta el transporte nocturno que hay en tu ciudad, hasta que hora circulan los buses y a que hora cierra, o abre, el metro o cercanías. Si vas a pedir un taxi, tienes varias apps como Uber, Cabify  o Mytaxi que te permiten ver el precio del trayecto antes de pedirlo. A veces compartir taxi con el grupo de amigos puede salir más barato que utilizar el transporte público.

2.3 Facturas de la casa

Antes de reservar la residencia de estudiantes o alquilar un piso compartido de estudiantes, es fundamental que preguntes sobre los gastos mensuales de la residencia, que está incluido y que no, y que le preguntes al casero o a las personas que ya están en el piso sobre el gasto de luz, internet, agua, comunidad. Tener toda esa información te ayudará a no llevarte una sorpresa a final de mes.

Puedes ahorrar un poco en las facturas de tu piso compartido recargando el móvil en la universidad o en la biblioteca y duchandote en el gimnasio.

2.4 Salir de compras

Salir de compras puede salir muy caro si eres un comprador compulsivo, antes de comprar algo pregúntate ¿realmente necesito esta camiseta que solo me voy a poner una vez en la vida?

Puedes ahorrar dinero si haces tus compras en tiendas de ropa de segunda mano, o en mercadillos. Estás en la universidad, puedes llevar el estilo que te de la gana.

Revisa tus tiendas favoritas online. Cada vez es más común que las marcas ofrezcan mejores precios, ofertas y promociones online y no en la tienda física. Si estás de compras echa un vistazo a la prenda que quieres online. Además recuerda que en muchas tiendas puedes utilizar el descuento estudiante para ahorrarte unos cuantos euros. Si eres estudiante universitario puedes registrarte de forma gratuita y sencilla en Destu para acceder a cientos de descuentos para estudiantes.

2.5 Suscripciones mensuales

Me doy de alta el Netflix que es barato, y Spotify, y la Play.. Cuidado con los gastos mensuales, antes de suscribirte a un servicio valora si realmente merece la pena y lo necesitas. Aunque sean solo 4 o 5 euros cada uno al final de mes puede ser mucha pasta.

Antes de registrarte aprovecha el periodo de prueba gratuito que ofrecen estas suscripciones para saber si es realmente lo que estás buscando.

Apúntate al gimnasio solo si vas a ir! A veces es imposible encontrar motivación para ir todas las semanas. Busca un compañero para que vaya contigo, es la mejor forma de mantenerse motivado. Puedes utilizar el gimnasio de tu universidad, es mucho más barato. Además puedes matricularte en algún deporte de tu universidad para conseguir créditos de libre configuración que dan acceso a utilizar el gimnasio y así te ahorras ese coste mensual.

Otra gran parte del gasto mensual es la tarifa del móvil, y mucho más si nos vamos quedando sin datos al cabo de un par de semanas. Todo el mundo sabe que las compañías de móviles e internet solo se preocupan en conseguir nuevos clientes, por lo que no tengas miedo a cambiarte a la compañía que ofrezca las mejores condiciones. De hecho una vez que llamas para cancelar el servicio porque quieres irte a un competidor, ellos mismos te ofrecen el mismo precio, por lo que te ahorras todo el trámite de tener que darte de baja y alta. ¿Quieres saber cual es la mejor tarifa de móvil?

2.6 Salir de fiesta

¿Cómo ahorrar dinero en la universidad saliendo de fiesta Jueves, Viernes, Sábado y Domingo? Es imposible.

Puedes salir después de cenar, de esta forma solo tienes que preocuparte de tus copas y no de la cena. Puedes juntarte con tus amigos y montar una cena en casa, un par de euros para la pizza congelada y solucionado.

No salgas directamente de copas a los bares, juntate en el piso de alguno de tus amigos para empezar a beber. No bebas alcohol de marca, hay botellas medio decentes marca Mercadona y Carrefour. Bebe cerveza o kalimocho, son más baratos y dan menos resaca. Y sobretodo, si te emborrachas, no acabes haciendo locuras como pagar una ronda de chupitos de tequila para todo el bar.

Cuando sales fuera ten cuidado con los cajeros que te cobran comisión cuando sacas dinero. Saca el efectivo que necesites antes de salir de fiesta para evitar pagar comisiones.

Puedes montar las fiestas en casa, ver una película o jugar al poker con todos los amigos. Estos planes son igual de divertidos y te permiten controlar tus gastos.

2.7 Viajes de estudiantes

Una vez que acabas los examenes, trabajos y presentaciones vas a ver que tienes mucho tiempo libre, sobretodo en verano. Es el mejor momento para hacerse un viaje, viajar con los amigos por Europa, o irse a la playa. Es una experiencia única, el mejor momento de tu vida para hacerlo y además viajar no siempre tiene que salir caro.

Ryanair y otras aerolíneas de bajo coste ofrecen vuelos por Europa por menos de 50 euros, puedes dormir en hostales por 8 o 10 euros la noche, si sois un grupo de entre 6 y 10 amigos podéis reservar la habitación entera y así no os tenéis que preocupar por otros viajeros.

La Unión Europea ofrece a los jóvenes la posibilidad de obtener el billete de Interrail de forma gratuita, es un billete que te permite viajar en tren por toda Europa. Es el plan perfecto para el verano.

Aquí puedes encontrar una guía para ahorrar dinero en tus viajes y ayudarte a encontrar vuelos al mejor precio y conseguir descuentos en hoteles

3. Como conseguir dinero extra

Esta muy bien eso de ahorrar en todo, pero ¿qué pasa cuando no puedes ahorrar porque directamente no tienes un duro? En este caso, hay varios métodos para ganar algo de dinero extra.

3.1 Vende lo que no necesitas

Ha acabado el año, te toca dejar el piso y te das cuenta de que has comprado cosas que apenas utilizas, libros, videojuegos, o la ropa se te ha quedado pequeña. Si hay algo que no te sirve, puedes venderlo por ebay, wallapop o tiendas de segunda mano, no vas a conseguir mucho, pero algo es algo.

3.2 Visita a todos tus familiares

En verano y sobretodo en navidades y en tu cumpleaños, asegurate que visitas a toda tu familia, con suerte puedes conseguir propinas y regalos, aparte de pasar un buen rato con la familia.

3.3 Ponte a trabajar los fines de semana

Durante la universidad puedes compaginar tus estudios trabajando de forma temporal por las tardes o los fines de semana. No es lo mejor, pero es una buena fuente de ingresos. Normalmente bares y restaurantes, tiendas y centros comerciales son los que necesitan este tipo de trabajadores. Al principio encontrar trabajo sin nada de experiencia puede ser complicado, pero ten paciencia. ¿Sabés como hacer un buen curriculum y tener un buen perfil en Linkedin?

3.4 Ponte a trabajar en verano

Si no te apetece trabajar los fines de semana durante el curso académico, y quieres sacarte un extra, el verano es un buen momento para encontrar un trabajo temporal. Además puede ser un trabajo que te permita disfrutar del verano. Monitores de tiempo libre, entretenimiento en hoteles, trabajar de camarero o en un hotel al lado de la playa. Piensa en sitios donde la gente se vaya de vacaciones e intenta encontrar un trabajo allí.

3.5 Haz prácticas de empresa

La Universidad puede ponerte en contacto con empresas que buscan a estudiantes universitarios para hacer prácticas. Esto viene muy bien para conseguir experiencia laboral, pasar unos cuantos créditos y encima ganar dinero. Si, hay algunas empresas que no pagan a sus becarios. No vayas a esas empresas, no merecen tu tiempo.

3.6 Ofrece clases particulares

La universidad tiene otro nivel, te vas a dar cuenta que lo que diste en el Instituto es sencillo. No es tan complicado como cálculo y puedes explicarlo fácilmente. Es el momento de ayudar a otros chavales a prepararse las asignaturas de bachillerato. Puedes utilizar tu experiencia y conocimiento para ayudar a otros estudiantes y encima ganar un dinero extra a final de mes.

 

Todos estos consejos pueden ayudarte a ahorrar dinero siendo estudiante, si no es ahorrar por lo menos en gastar menos y dedicar la poca pasta que tienes a lo que realmente te importa y te hace disfrutar.

Usamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información